Ortodoncia

¿Qué es la ortodoncia?

Los tratamientos de ortodoncia desplazan suave y lentamente los dientes para corregir su colocación en la boca. En función del tratamiento diseñado por el ortodoncista, los dientes podrán desplazarse individualmente o en bloque.

 Hay muchos tipos de ortodoncia, pero todos tienen los mismos dos objetivos:

Conseguir una buena oclusión: que tus dientes encajen a la perfección cuando tu boca esté cerrada.

Una correcta alineación de los dientes. De este modo, se obtienen importantes beneficios estéticos y funcionales: una boca más sana y bonita.

 ¿Por qué realizarte una ortodoncia?

  • Estética:Los aparatos dentales mejoran la apariencia de la sonrisa y aportan seguridad y confianza en uno mismo. Los aparatos dentales consiguen corregir apiñamientos, logrando una sonrisa sana y bonita.
  • Salud: La higiene oral resulta mucho más sencilla con unos dientes bien alineados. La ortodoncia mejora directamente la salud bucodental: podrás cepillarte mejor y así tendrás menos problemas de las encías, caries y evitarás la pérdida precoz de piezas dentarias.
  • Calidad de vida: Después de un tratamiento de ortodoncia, notarás que es más fácil y cómodo masticar. También evitarás los dolores de cabeza que aparecen por la tensión añadida en los músculos implicados en la masticación.
  • Seguridad: Todos los tipos de ortodoncia son tratamientos que respetan al máximo los dientes. Están hechos con materiales de alta gama totalmente biocompatibles, que se adaptan a las necesidades específicas de cada paciente.

Tipos de ortodoncia

Ortodoncia estética

La ortodoncia estética es idéntica que la tradicional pero con aros y brackets de materiales diferentes que, a diferencia de los de metal, son muy poco visibles y resultan altamente discretos, por lo que no generan el problema visual propio de los convencionales.

Ortodoncia invisible

Como su propio nombre indica, la ortodoncia invisible es aquélla que es imperceptible para otras personas. Es más estética que la tradicional y por tanto adecuada para personas que quieren mantener una apariencia de normalidad mientras dura el tratamiento, que habitualmente se prolonga durante un año y medio a dos años.

En términos estrictos habría que hablar exclusivamente de lo que se denomina ortodoncia lingual, en la que los brackets y los aros se colocan en la parte posterior de los dientes, que da a la lengua. Sin embargo, en la actualidad se incluye en este grupo de aparatos de ortodoncia a la técnica Invisalign, a la que más que invisible se debe considerar como transparente.